LFYP
ÁREA PRIVADA
ÁREA PRIVADA
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: 18 Septiembre 2014

Beth Boronat: "Para ser ecológico no es preciso ser vegetariano"

Inauguramos el blog de Labels for your Planet con Bethlem Boronat, periodista que nos ha traído, a través de su blog, una versión asequible y cotidiana de una vida sostenible.

Beth Boronat
Beth Boronat

 

  • Beth, tu blog, Sentido & Sostenibilidad alguna vez se definió como “100% libre de Tofu”. ¿Por qué?

  • Mi intención era distanciarlo de posiciones muy hippies en el mal sentido, y de las teorías del vegetarianismo salvaje, acercándolo a algo que cualquiera que esté en su casa pueda poner en práctica para afrontar la vida desde un punto de vista más responsable. Publiqué hace poco un post sobre veganismo extremo que muestra cómo determinadas decisiones en esa corriente nos llevan a que abusemos de sustancias sintéticas, por ejemplo. Ponemos todo en perspectiva para que la gente vea que ser sostenible no significa ser un talibán de nada.

  • ¿En qué se diferencia tu blog de otros con temática similar?

  • Es un manual práctico y muy enfocado a la vida urbana, que es lo que yo conozco. Y todo lo que publico lo he probado. También es la reacción a algo que me agobia mucho: ver cómo la gente compra de más, cómo se sobreproducen cosas que luego se tiran y cómo eso afecta al trabajo del agricultor, a la tierra en sí misma. Aunque el grueso de la sostenibilidad no está en nuestras manos, no es algo personal sino más a nivel macro, sí es cierto que podemos tomar decisiones de consumo pensadas y responsables. Y todo ello lo explico de forma sencilla y sin una ideología marcada, de manera que puede ser útil tanto para un señor de Podemos como para otro del PP.

  • Se trata entonces de animarnos a pensar antes de actuar.

  • Sí, de hecho con lo de “libre de tofu” quería subrayar que es sano comer de todo, es bueno para la salud y para el buen humor también. No tienes que volverte raro ni vestir como si salieras de Woodstock, hay ropa ecológica que es tan bonita que nadie diría que es ecológica. Es un prejuicio pero es que mucha gente no tiene claro que para ser ecológico no es preciso ser vegetariano. No es necesariamente así.

  • ¿Cuáles son las reglas básicas de un urbanita consciente y sostenible?

  • Hay una pestañita en el blog que se llama Instrucciones de Uso. Es un pequeño resumen de la filosofía que hay detrás de todo el proyecto “Sentido & Sostenibilidad”. Ahí tienes varios puntos que van en esa línea: muchos gestos que puedes hacer que no cuestan nada y además son gratis. Y que si todos los pusiéramos en práctica, se vería la diferencia.

  • ¿Cómo puede el consumidor cambiar las cosas? Decías antes que todo el grueso de la sostenibilidad está a nivel macro.

  • Cada vez que compramos, votamos. Y luego en la urna también votas, una vez cada mucho, pero cada día el voto se deposita comprando. En la crisis, ha aparecido el low cost porque es la forma que nos han vendido de que sigamos consumiendo más a pesar de no tener dinero, y es un error. Una camiseta ecológica al final te la vas a poner mucho más porque te va a durar más, si no eres un irresponsable que cambia de estilo cada semana. Mis padres están cambiando su comportamiento como consumidores porque han visto que comprar ecológico no supone un gasto extra.

  • Parece que lo ecológico tiene siempre la etiqueta de caro y de poco atractivo, ¿no?

  • Pues no es así, y comprar compulsivamente sí es más caro y no nos hace más felices. Comprar ecológico quizá sólo sea comprar con cabeza cosas que duren más. ¿Qué problema hay para que un niño use dos años seguidos la misma mochila para el cole? Me he dado cuenta de que yo misma pienso mucho más lo que compro. Cuando llego a la línea de cajas pienso ¿realmente necesito esto? Muchas veces me he sorprendido a mí misma dejando la compra que había elegido porque no era necesaria. No lo necesito, no lo compro. La compra compulsiva casi ha desaparecido al 100% de mi comportamiento y tengo de todo.

  • ¿Cuál es el truco para ir siempre bien vestida sin caer en esa pulsión de lo que este año se lleva o no se lleva?

  • No hay que dejarse llevar por las modas y ver qué cosas puedes aprovechar.

     

PELO LIMPIO SIN CHAMPÚ

Beth Boronat dice que todo lo que publica en su blog lo ha probado. Entre otros experimentos, llevó a cabo el de no lavarse el pelo con champú, utilizando infusiones, agua o huevo. “Lo leí en una revista francesa y decidí probarlo a ver qué pasaba. Y ahí te das cuenta de hasta qué punto hacemos las cosas sin pensar, condicionados por le marketing de consumo”, explica Beth. “Si aguantas la presión psicológica del principio, todas esas convicciones acerca de que si no te lavas el pelo todos los días eres una dejada, resulta fácil y el pelo está bien. Abres los ojos. Ahora me lavo el pelo con champú una vez por semana y no se me cae, no tengo el cuero cabelludo irritado y está más sano”.

 

En su opinión, “fue más difícil superar la programación de que te tienes que usar champú a diario que la situación real de cómo estaba el pelo”. En pos de una higiene sensata, Beth dice que no sabe cuál será el próximo experimento: “Estuve probando un desodorante ecológico y no funcionó, hay cosas que a unas personas les funcionan y a otras no. Pero lo que sí he conseguido es reducir el gasto de muchos productos en el hogar, usando limón o vinagre, que usaban las bisabuelas, para limpiar, y que resultan muy efectivos.

Estamos consumiendo muchas más cosas de las que necesitamos, créeme”. 

¿Te gusta esta página?

Recomienda este sitio en tus redes sociales